Leptailurus serval

Es un felino de tamaño medio a pequeño (80 cm de longitud más la cola), fino, estilizado, de cola no muy larga, cabeza pequeña en relación al resto del cuerpo y orejas grandes. Destacan sus largas patas, que le permiten ver mejor en las praderas de hierbas altas donde vive más frecuentemente, y su pelaje amarillento con motas negras. Son buenos corredores y aunque no suelen subirse a los árboles, pueden escalar bastante bien. En las zonas boscosas, sobre todo en las montañas, no son infrecuentes los individuos melánicos.

Distribución y hábitat

Aunque abunda más en las zonas de matorral, se encuentra presente también en sabanas, selvas y semidesiertos, con lo que su distribución se extiende por todo el continente africano con la excepción de la zonas desérticas y buena parte de Sudáfrica, donde se extinguió la subespecie local (L. s. serval) debido a la caza excesiva. La subespecie propia del Magreb (L. s. constantinus) se encuentra en peligro de extinción, y actualmente sólo se cree que existe en Argelia. Los servales presentes en Túnez proceden de reintroducciones hechas con ejemplares subsaharianos.

Biología y ecología

El serval es un depredador que se alimenta de pequeños animales, al igual que la mayor parte de los felinos. Sus presas más comunes son roedores y aves de tamaño medio, excepcionalmente algunas especies de antílopes.3 A su vez, son cazados ocasionalmente por leopardos y con mucha más fecuencia por el hombre, pues su piel se considera muy valiosa a lo largo y ancho de África.

Las hembras paren de 2 a 4 crías por camada, tras un período de gestación de entre 60 y 65 días,3 que crían en solitario en una madriguera abandonada por otro animal, con frecuencia el cerdo hormiguero.

Los servales jóvenes pueden ser domesticados, pero son difíciles de mantener en cautividad porque no suelen reconocer la jerarquía impuesta por sus dueños; a pesar de ello, cada vez se les ve más como mascotas exóticas en Estados Unidos. En este país se han producido cruces exitosos de servales con caracales, unos felinos ligeramente emparentados, e incluso con gatos domésticos, lo que ha originado una nueva y rara raza de felinos domésticos, los gatos “Sabana”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: