Historia de Inmortales

CRONOS

CronosbyGenzo

El amo de las eras preside el Zodíaco desde el séptimo cuerpo celestial, conduciendo con poder la rotación del firmamento. El amo de las eras preside el Zodíaco desde el séptimo cuerpo celestial, conduciendo con poder la rotación del firmamento. En la mitología griega, Chronos (en griego antiguo Χρόνος Khrónos, ‘tiempo’; en latín Chronus) era la personificación del tiempo, según se dice en las obras filosóficas presocráticas. También se le llamaba Eón o Aión (Αίών, ‘tiempo eterno’).

En los mitos griegos, Chronos era el dios de las Edades (desde la Dorada hasta la de Bronce) y del zodiaco. Surgió al principio de los tiempos formado por sí mismo como un ser incorpóreo y serpentino con tres cabezas: de hombre, de toro y de león. Se entrelazó con su compañera Ananké (la Inevitabilidad) en una espiral en torno al huevo primigenio y lo separó, formando el universo ordenado de la tierra, el mar y el cielo. Chronos permaneció como el dios remoto e incorpóreo del tiempo que rodeaba el universo, conduciendo la rotación de los cielos y el eterno paso del tiempo. Ocasionalmente se aparecía a Zeus con la forma de un hombre anciano de largos cabellos y barba blancos, pero la mayor parte del tiempo permanecía como una fuerza más allá del alcance y el poder de los dioses más jóvenes. En la tradición órfica, Chronos era hijo de Gea o bien de Hydros (el Océano primigenio) y Thesis (la primigenia Tethys). Junto con Ananké, era padre de Caos, Éter y Érebo o Fanes. Otras fuentes afirman que era padre de las Horas y, con Nix, de Hemera. En los mosaicos grecorromanos era representado como un hombre girando la rueda zodiacal

En la mitología griega, Crono o Cronos (en griego antiguo Κρόνος Krónos, transliterado también Cronus y Kronos) era el líder y —en algunos mitos— el más joven de la primera generación de Titanes, descendientes divinos de Gea, la tierra, y Urano, el cielo. Crono derrocó a su padre, Urano, y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado por su propio hijo, Zeus. Fue encerrado en las profundidades del inframundo, el Tártaro, como la mayoría de los otros Titanes. Como resultado de su asociación con la abundante y generosa edad dorada, Crono fue venerado como una deidad de la cosecha, supervisor de cultivos como el trigo,de la naturaleza, la agricultura y la progresión del tiempo en relación con los humanos en general. Se le solía representar con una hoz (normalmente de pedernal), que usaba para segar la cosecha y que también usó para castrar a su padre, Urano. En Atenas, el duodécimo día de cada mes (Hekatombaion) se celebraba una fiesta llamada Cronia en honor a Crono y para celebrar la cosecha. Crono también fue identificado en la antigüedad clásica con el dios romano Saturno.
La etimología del nombre es oscura. Podría estar relacionado con ‘astado’, sugiriendo una posible relación con el antiguo demonio indio Kroni o la deidad levantina El. En la época alejandrina y el Renacimiento hubo cierta confusión con la palabra χρόνος Chronos, ‘tiempo’.

DRAGON DORADO

DragonDoradobyGenzo

La sabiduría es un poder que sólo unos pocos pueden ostentar. Fantasía o leyenda, en él yacerá la clave para la vida eterna.

Algunos lo llaman leyenda, otros fantasía, pero sólo él guarda la clave de la vida eterna, alejado de los mundanales problemas de los vivos.

Una vez fue el líder de los dragones, antes que el Gran Wyrm los llevase por el camino de las sombras.

Dragón Dorado
Nos encontramos, posiblemente, ante uno de los seres fantásticos más inteligentes. Su intelecto es muy superior al de los humanos y pocos seres cuentan con sus características. Estos dragones pueden llegar a medir hasta 50 metros. Tienen unas escamas con motas de color metálico que con el paso de los años se vuelven totalmente doradas. El dragón dorado es un ser muy poderoso, sabio y de buen corazón que odia las injusticias.

Tienen la capacidad de respirar agua y de polimorfizarse, además pueden lanzar conjuros para detectar mentiras así como traer suerte y bendecir. Su aliento puede ser un cono de fuego o una nube de cloro venenosa.

El hábitat de estos dragones es muy amplio y pueden sobrevivir en cualquer clima. Sus guaridas están aisladas y hechas de piedras y roca. También pueden vivir en castillos, que son custodiados por gigantes de las tormentas. Estos gigantes y los dragones se ayudan mutuamente en su defensa.

LESHY

Happy_Earth_Day_by_GENZOMAN

Azul es la sangre que corre por las venas de las criaturas del bosque.Los seres del bosque recorren la tierra fundada por los Rus.

hay  dos historias de “esta” leshy.

Derivado de ‘les’, que significa’ el bosque ‘. Los eslavos viven en zonas boscosas y es obvio que esto es un espíritu del bosque. Leshy tenía la forma de un ser humano con el cabello largo, como un sacerdote. Su sangre es de color azul, así ñes daba a sus mejillas la apariencia de color azul que tenía. Su barba era larga y verde. Algunas leyendas lo describían con ropas rojas y un solo zapato en su pie derecho. Leshy no tenía sombra. Su especia era gigantesca en el centro del bosque, pero en los bordes que se convirtió en un pequeño personaje capaz de ocultarse bajo una hoja. Era muy posesivo y apenas salía de su reino. Leshy disfrutaba haciendo bromas a campesinos perdidos a los cuales los devlvía al lugar donde habían comenzado. Leshy no era totalmente. Había un secreto para escapar de él. Uno tenía que sentarse debajo de un árbol, desvestirse, y poner su ropa en la espalda hacia atrás. También el cambiarse los zapatos de pies era efectivo. Una leyenda decía que fue el hijo de un demonio y una mujer humana. Otra decía que tenía familia. Él tenía una esposa llamada Leshachikha, y los niños, Leshanki. Leshy y su familia vivían juntos en el bosque en el desempeño de sus acciones maliciosas.
la otra historia es un pekeño parrafo del cual se van a sorprender….
Leshy, también conocido como Ljeschie y Lieschi: demonio eslavo que nació de la relación carnal de un diablo con una mujer. Tiene forma humana, pero con piernas, orejas y cuernos de cabra, semejante a un sátiro griego; posee la facultad de adquirir la altura del medio donde se mueve.Ç

Dragón Nival

DragonNivalbyMauricioHerrera

Custodiará desde las alturas la supervivencia de la ancestral estirpe.El solitario señor de las alturas, hermano de las alturas, hermano de las águilas y los lobos, tan sólo tiene un objetivo…defender su ancestral linaje, aunque para esto tenga que sacrificar su propia vida.

Era un viernes frío en Olsztyn, de esos que hielan los pensamientos. El españolito, ataviado con su gorro motero, salió a tomarse unas cervezas por el centro de la ciudad para aliviar el estrés. Allí se concentraban los pubs, los tugurios de perversión y drogas, el mejor lugar para perder las ideas. Entró en el “Sex-pub”, no era la primera vez que iba, más que nada por que la camera quitaba el hipo: ojos azules, 1.85 cm, rostro perfilado, un pelo negro lacio, y unos pechos hermosos (¡¡coño!!, ¡¡podría dedicarme al porno escrito!!); en fin, un lugar agradable. Se sentó en la esquina de la barra, como siempre, y se pidió media pinta de brebaje maltés. Cuando andaba por el segundo cigarro y sumido en su mundo, una mano tocó su pierna:
– “¡¡Uhhh, que excitante!!” pensó.
Al girarse vio a un Jacky Chan cualquiera:
– “¡¡Ehhhh, *******adas las justas!!” le dijo.

Era un hombre envejecido por el frío, con una barba grisácea de muchos años, las manos y el rostro quebradizos. Llevaba un abrigo agujereado, un gorro azul y guantes de lana, pero sin lana; algo pasado de alcohol, como todos. El hombre se volvió a acercar y le susurró:
– “Sabe, va a nevar”.
No era el hombre del tiempo, pero tampoco había que ser muy listo para saber que tarde o temprano el invierno estaba a punto de llegar.
-“¿Cómo lo sabe usted?”, le respondió él.
– “He visto un dragón”, le aseveró con la cabeza.
Lo primero que pensó es que el viejo llevaba una mona de esas que hacen historia. Pero algo tenía la mirada de ese hombre que el españolito decidió entablar conversación.
– “¿Qué tiene que ver los dragones con la nieve?” díjole con acento mejicano.
– “Los dragones blancos son los responsables de que nieve”, le afirmó mientras chucleaba un trago de cerveza.
– “No lo entiendo, ¿podría explicármelo?, le replicó.
– “Te voy a contar un secreto”, le dijo mirando desconfiado de un lado a otro de la barra.

Hace mucho tiempo, en la dinastía mongol del emperador Tontichuli II llovía muy poco, pero suficiente para que los campos se cubriesen de verde en primavera. El alimento no faltaba, eran tiempos de vivir, pero también de guerras entre pueblos. El ejército de Tontichuli II dominaba las llanuras hasta los Montes Rojos del este y hasta el Mar Chapoteo al oeste. La leyenda contaba que existían bestias enormes en los montes y las expediciones que se había llevado a cabo nunca habían vuelto. Un año, el emperador del Sur ChuliPosi I (un “bastard” que llegó al trono tras asesinar a legítimo emperador YYYqueee XY) decidió invadir las tierras del norte. El emperador llamó a todos los hombres y a los soldados Brabuchi de los pueblos (de hecho, la Barbie es el nombre que se le dio a uno de ellos que acabó siendo travesti, así que padres del mundo eso es lo que regaláis a vuestras niñas en Navidad, ¡¡ver para creer!!, al menos es lo que contaba este viejo). Hombres que se habían ganado el descanso de la batalla diaria al demostrar su valor.

Jan San vivía en el pueblo de Alejatoriux (nombre que se debe a un tal Alex que paso por allí cuando salió de su casa a comprar por tabaco y nunca más volvió) sito cerca de los Montes Rojos. Los ejercitos de Tontin (su apodo, que me canso de escribir) se batieron con ferocidad y valentía, desplazando a los de Chuli al este, donde Jan San los arrinconó hasta obligarlos a entrar en los Montes Rojos. Cuando la victoria parecía clara, el ejército de Chulin apareció a lomos de Dragones Rojos; enormes, gigantescos, cientos de ellos aleteando cual colibrís; incendiaron prados, destruyeron casas, asesinaron sin piedad. El ejército, dirigido por de Jan San, quedó reducido a la mínima expresión y tuvo que huir a los mismos montes a los que él había enviado a los soldados de Chulin. En las laderas de los Montes Rojos se escucharon gemidos de desesperación, de terror, de dolor y gritos, muchos gritos hasta que un silencio apagó la esperanza. Jan San pudo escapar y huyó a las montañas nevadas; exhausto se refugió en una cueva. Cuando entró tuvo la sensación de que alguien le miraba, que no estaba solo; se acurrucó en un lado y se durmió. Cuando abrió los ojos, dio un salto y desenvainó su espada. En frente de él había un grupo de Dragones, ¡¡pero estos eran blancos!! Jan San no podía creerlo. Uno de ellos dio un paso adelante y se presentó:
– Hola guerrero, yo soy el Dragon Blanco Gelindrin, ¿quién eres tú?
– Yo soy Jan San, capitán de los ejércitos de TontiChuli II. Habéis matado a todos mis soldados y ahora os voy a rebanar el cuello con mi espada. Dijo con voz de valiente.
– ¡¡Deteneros bravo soldado!!, no os voy a hacer nada. Nosotros no tenemos nada que ver con las cosas que acontecen en la ladera. Dijo Gelendrin algo alteradillo (¡¡joder que le iban a cortar el pesquezo!!).
– Sois Dragones, por lo tanto bestias al servicio del mal. Replicó Jan San.
– Es cierto, somos Dragones, pero por nuestro carácter fuimos desterrados a estas alturas. Muchos murieron, aunque con el tiempo hemos resistido al frío y nuestro color es ahora blanco, no somos bichos malos. Argumentó Gelendrin como mucho tiento.
– Necesito que me ayudéis. Suplicó Jan San.
– ¿Cómo? Preguntó algo incrédulo el bichito.
– Combatir a los Dragones Rojos con el mismo fuego que ellos emanan de sus tripas.
– Lo siento valiente capitán, pero nosotros no tenemos fuego, por nuestra boca sale nieve, por eso los ****s de las montañas siempre están blancos. Los Dragones Rojos no soportan el frío, así que no nos molestan. Le explicó Gelendrin con cara de apenado.

Jan San se sintió abatido, se sentó en el suelo y se perdió en los recuerdos de lo que un día fue su pueblo, su mujer, sus hijos, sus padres, su gente, sus sueños…No podía hacer nada, un enfrentamiento directo era imposible. Allí estuvo, perdido en el mundo sin saber muy bien que hacer. Gelendrin y sus amigos se sentaron y le acompañaron en su silencio durante horas y días. De repente, una idea surgió en la mente de Jan San.
-¡¡Gelendrin!!, me dijiste que los Dragones Rojos no soportan el frío, ¿verdad? Dijo el capitán con ojos de vida.
-Si, ¿en qué piensas? Contestó el bicho.
– Volad por encima de mis tierras, por encima de la ladera, volad por el mundo y que de vuestra boca salga tal preciado tesoro. Le dijo el capitán embriagado de alegría.
– De acuerdo, volaremos, pero para que nunca nadie nos tema moveremos con nuestras alas el cielo y lo cubriremos de nubes, así nadie nos verá, ¿de acuerdo? Le replicó Gelendrin.
– Hecho amigo mío, yo iré a los lomos de tu generoso cuerpo.

Y así fue como los Dragones de Fuego murieron de frío y desaparecieron del mundo en que vivimos, la esperanza volvió a las tierras de Tontin y sus gentes expulsaron a los guerreros de Chulin. Finalizada la batalla, Jan San fue bendecido por los Dragones de Nieve con la eternidad para que cuidase de ellos siempre.

-“Nunca nadie supo lo que paso, pero en las tierras de donde yo vengo, en los días de tormenta o cuando las nubes se posan en nuestra cabezas, las personas bailan y rien; y recuerdan una leyenda que habla de Dragones de Nieve. Por eso sé que nevará” le dijo el viejo.
Con una mirada expectante el españolito se había quedado enamorado del relato de un viejo vagabundo. Se despertó de su sueño, y se fue a vaciar la vejiga algo cargada de alcohol.
-“Ahora vengo viejo, quiero que me cuentes más cosas”. Le dijo.

Cuando volvió, no había nadie en la barra del pub. Raudo y veloz salió en busca del viejo, pero no había nadie en la calle. Miro a un lado y otro de la misma, y solo vio a la nieve posarse plácidamente en el suelo; levantó la cabeza y creyó ver las alas de algo, aunque con la borrachera que llevaba no podía asegurarlo; y decidió ir a dormir. Desde entonces, siempre que nieva, baila y ríe pensando que en algún lugar del cielo un Dragón Blanco le está salvando de los Dragones de Fuego.

Huracán

HuracanbyGiye

Las fuerzas del viento y las aguas responden a mi llamado. Torrentes castigarán la insolencia de los mortales.

Los vientos, las tormentas y el fuego obedecen mi llamado, ¿por qué habría de temerle a algo en este mundo? ¡Yo soy el rostro del terror!

En la mitología maya Huracan o Hurakan (El de una pierna) fue el dios del fuego, viento y de las tormentas. Según la mitología, Hurakan había enviado El Gran Diluvio, versión maya del diluvio universal, enviado para destruir a los primeros hombres que habían enfurecido a los dioses. Al mismo tiempo fue uno de los dioses que participaron en la creación del hombre a partir del maíz. El había vivido en las nubes sobre la inundada Tierra mientra la repetía empujando el agua hasta las costas originales. Es representado como un ser con cola de serpiente y también de aspecto reptiloide, porta un objeto humeante (posiblemente una antorcha) y una gran corona. De su nombre proviene la palabra huracán que designa al fenómeno meteorológico.

Reina Guinevere

ginebrareina

Ni la joya más preciosa de la corona puede compararse a la belleza de una mujer justa de corazón. Ni el sol se compara con su belleza, y su corazón es justo como el oro. La reina es la joya más valiosa del reino.

Ginebra (en el llamado protocéltico: Uindā Seibra – Sombra Blanca o Hada Blanca–, en britónico: Vino-Hibirā que luego dio origen a los nombres Ishara y Jennifer, en córnico y en bretón: Gwenhwyar o Gwined-yar y en galés Genhwyfar ; Guinevere en inglés, Ginevra o Ginebra en italiano y español, respectivamente) fue esposa del Rey Arturo, la cual en la literatura le es sempiternamente infiel con Lancelot, uno de los miembros de la Mesa Redonda, de ahí que sea considerada un símbolo de perversión.
En un contexto de mito de Arturo se decía que era uno con la Tierra, y que con su enfermedad o malestar la tierra y las cosechas se resentían. Tras el hecho anterior, el desliz de Ginebra con Lancelot, Inglaterra, otrora un sitio de gran prosperidad, decae.
Ginebra era la hija del rey Leodegrance de Cameliard. El rey Arturo envió a Lancelot a que la trajera a Camelot para casarse con ella, y en el viaje ambos se enamoraron.
En cuanto llegaron a Camelot, Arturo y Ginebra se casaron, y Ginebra se convirtió en el centro de la corte.
Tuvo en general buenas relaciones con su esposo. Pero se enemistó con Morgana por expulsar de la corte a Lamorac, amante de Morgana. Morgana guardaría siempre rencor hacia la reina y se lo transmitiría a sus hijos.
El amor que Lancelot y Ginebra sintieron duraría hasta la muerte de ambos. Este amor fuera del matrimonio es muy comprensible para un lector de la Edad Media. Es propio de una época en la que los matrimonios se celebraban en muchas ocasiones por motivos económicos o políticos, y en los que el amor no siempre surgía entre los casados.
Es el llamado “amor cortés”, en el que la dama era considerada un objeto de culto. Se la adoraba, regalaba, incluso cuando el adorador era capaz, se le hacían versos o canciones que alababan su belleza. Hasta aquí lo permitido, pasar de aquí era ya enfrentarse con las normas eclesiásticas y sociales. El problema fue que pasaron el límite, y los enemigos de Arturo aprovecharon esta relación, para fraguar la acusación de adulterio y conspiración contra el reino que lanzaron sobre Lancelot y Ginebra. Esto llevó a una condena de muerte para la reina y una orden de expulsión del reino para Lancelot.
Lancelot no podía permitir la muerte de Ginebra y al intentar salvarla, mató a dos de los hijos de Morgana, lo que derivó en guerra abierta y supuso al final, la muerte de todos los caballeros de la Mesa Redonda.
Ginebra recibió la noticia de la muerte de Arturo y de todos los caballeros de la Tabla Redonda, cuando estaba en la torre de Londres, donde voluntariamente se había encerrado para no caer en las manos de Mordred. Vistió ropas de luto y ordenó a sus damas que hicieran lo mismo. Se dirigió a Amesbury, en Wilshire, donde había un convento en el que la reina decidió tomar los hábitos, y pasó el resto de su vida de forma anónima. Años después fue elegida superiora del convento.
En el convento tuvo una última entrevista con sir Lancelot. Lancelot abandonó la vida de caballero y se convirtió en monje ermitaño.
Años más tarde Lancelot tuvo un sueño, donde un ángel se le apareció y le dijo que debía fabricar un féretro, ponerle ruedas y dirigirse con él a Amesbury donde encontraría muerta a la reina. Así lo hizo, recogió el cadáver de Ginebra y lo llevó a enterrar junto al de Arturo.

Los Cuervos de Wotan

loscuervosdewotnmylmh6

Nada escapa al atento ojo traidor. Los dioses saben bien de tu conducta impía. Los cuervos del bosque no obedecen a las leyes naturales, siguen a su dios fielmente, informándole sobre cada detalle del comportamiento humano.

Bueno la verdad esq wotan es Odin al mismo tiempo…osea dos mitologias =y too eso asi ke…  pero como no voia hablar de wotan u odin sino de sus animalejos….
Odín tiene como séquito diferentes animales. Los más conocidos son su dos cuervos llamados Hugin y Munin, los cuales envía cada mañana a volar, en direcciones opuestas, rodeando el mundo para que cuando regresen por la tarde se posen sobre sus hombros y le susurren al oído lo que han visto.
La relación existente entre Odín con los cuervos, además de ser habitual para un dios de la guerra, también lo es para un dios de la muerte, ya que los cuervos generalmente se alimentaban de los cadáveres de los campos de batalla. Se cree que el estandarte del cuervo que algunos jefes tribales nórdicos portaban en combate era un símbolo del dios, para que los protegiese e inspirase temor en los enemigos.

Alas de Horus

Black_horus

La gracia de Horus honró a sus fieles con artefactos que conquistaron los cielos.Horus nos ha regalado sus alas, hemos de ser dignos para tocar los cielos, y puros para ver el horizonte.

Horus es un dios muy antiguo, ya conocido en la época predinástica. Era un dios vinculado a la realeza que tutelaba a los monarcas tinitas, cuyo centro de culto era Hieracómpolis. Desde el Imperio Antiguo, el faraón es la manifestación de Horus en la tierra, aunque al morir se convertirá en un Osiris, y formará parte del dios creador Ra. Durante el Imperio Nuevo se le asoció al dios Ra, como Ra-Horajty. Forma parte troncal de la Gran Enéada. Forma parte de la tridiada Osiriaca: Osiris, Isis, Horus.Según la mitología heliopolitana (Heliópolis), Geb (la tierra de Egipto) y su esposa y hermana Nut (el cielo), dan vida a dos varones, Osiris y Seth, y dos mujeres: Isis y Neftis. Osiris se casa con Isis, y Seth con Neftis. La leyenda da cuenta de los innumerables enfrentamientos entre Osiris y su hermano Seth. Gracias a un engaño, Seth logra asesinar a Osiris, lo descuartiza y oculta sus restos para evitar que encuentren su cuerpo, desperdigándolos por todo Egipto. Su mujer, Isis, enterada de lo sucedido, busca cada pedazo, día y noche, por todos los rincones de Egipto. Finalmente, Isis logra recuperar todos los restos de su difunto marido Osiris, pero hubo una parte que jamás pudo encontrar: el pene. Isis utilizó sus poderes mágicos para resucitar a su marido Osiris, que a partir de entonces se encargaría de gobernar en el país de los muertos, la Duat.También, utilizando su magia, Isis pudo concebir un hijo del resucitado Osiris: a Horus. Al poco tiempo de nacer, Horus, hijo de Osiris, fue escondido por su madre Isis y lo dejó al cuidado de Thot, dios de la sabiduría, que lo instruyó y crió hasta convertirse en un excepcional guerrero. Al llegar a la mayoría de edad, ayudado por los Shemsu Hor luchó contra Seth para recuperar el trono de su padre, asesinado por Seth. Seth quedó como el dios del Alto Egipto y Horus del Bajo Egipto. Posteriormente Horus fue dios de todo Egipto, mientras que Seth era dios del desierto y de los pueblos extranjeros. Este mito representa la lucha entre la fertilidad del valle del Nilo (Osiris) y la aridez del desierto (Seth).Más adelante dejó el gobierno a los reyes míticos, denominados Shemsu Hor, según la tradición.Como dios solar, Horus defiende la barca de Ra, con la ayuda de Seth, contra la gran serpiente Apep. Además es el protector de Osiris en el inframundo egipcio, o Duat. Durante el juicio de Osiris, según el Libro de los Muertos, es el mediador entre el finado y Osiris.

Tierra Celeste

TierraCelestebyChaman

Prepara tu corazón para conocer al buen creador.Es el lugar donde los dioses pueden recibir a los hombres buenos.

resulta ke horus… en la batalla contra seth…. protegio a los humano cn sus alas ya que seth era muy malvado… y la tierra celeste era la creencia de los incas… es como el cielo para nosotros … ya que los incas creian ke siendo nobles y justos podrain ver a su creador: viracocha.

VIRACOCHA

ViracochaViracocha también llamado el dios de la varas es el más destacado entre los dioses del ámbito andino. Es posible que su gran difusión se debiera a que los religiosos católicos buscaban un nombre para explicar a los naturales el concepto de dios. Además, añadieron a su nombre otras palabras a fin de recalcar su calidad de ser supremo, de este modo se formó el nombre en quechua de: Apu Qun Tiqsi Wiraqucha (Apu Kon Titi Wiracocha).En quechua, tiqsi significa fundamento, base, inicio; mientras que wiraquchawira (grasa) y qucha (contenedor de agua -lago, laguna-). En la simbología de los antiguos andinos, la grasa era una figura de la energía y el agua, el elemento capital del ciclo vital del universo. Cuando los primeros cronistas llegaron a América, el español estaba en plena evolución y su alfabeto aún carecía de normativa. En tales casos, era común el uso tanto de la “v” como de la “u” para representar indistintamente la vocal [u] y a la semiconsonante [w], hoy representadas como u o hu-. Por tal motivo fue mayoritariamente transcrito como Viracocha, aunque también algunos escribieron Huiracocha y Huiraccocha. Otras versiones fueron Ticci, Tiqsi o Tiksi. proviene de la fusión de dos vocablos:

Jacques de Molay

molay2

En las llamas de la hoguera lanzó el gran maestre la maldición final. El último templario morirá con honor, contemplando los ojos de sus enemigos.

Jacques Bernard de Molay (hacia 1240 a 1244, † 18 de marzo de 1314). Noble franco y último Gran Maestre de la Orden del Temple.
Estudiosos nobiliarios incluyen a Molay en la genealogía de Lonvy, al ser Molay una población del Señorío de Rahon, propiedad del padre de Jacques de Molay. Jacques Bernard de Molay nació en Borgoña entre los años 1240 y 1244 (aunque hay ciertas versiones que especifican que fue en el año 1243 y otros en el 1244, en la ciudad de Vitrey, departamento de Haute Sâone) hijo de Juan, Señor de Lonvy, heredero de Mathe y Señor de Rahon, gran población cerca de Dôle, de la cual dependían muchas otras, pero principalmente Molay, y esta a su vez, era una parroquia de la Diócesis de Besançon, en el Deanato de Nenblans. En 1265, en la ciudad de Beaune (Francia) se unió a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo del Templo de Salomón, conocidos comúnmente como Caballeros Templarios u Orden del Temple, recibiéndole el Fraile Imbert de Perand, visitador de Francia y del Portu, en la capilla del Temple de la residencia de Beaune. En 1293, figura con el título de Gran Maestre tras la muerte de Thibaud Gaudin el 16 de abril de 1292, así se convirtió en el 23° y último Gran Maestre. Organizó, entre 1293 y 1305, múltiples expediciones contra los musulmanes y logró entrar en Jerusalén en el año 1298, derrotando al Sultán de Egipto, Malej Nacer, en 1299 cerca de la ciudad de Emesa. En 1300 organizó una incursión contra Alejandría y estuvo a punto de recuperar la ciudad de Torsota, en la costa Siria, para la cristiandad.
En 1307, el Papa Clemente V Beltran de Goth y el rey de Francia Felipe IV “El Hermoso”, ordenan la detención de Jacques de Molay bajo la acusación de sacrilegio contra la Santa Cruz, simonía, herejía e idolatría (ver Baphomet). Molay confesó bajo tortura, aun cuando con posterioridad se retractó, y por ello en 1314 fue quemado vivo frente a la Catedral de Notre Dame, donde se retractó públicamente de nuevo de cuantas acusaciones se había visto obligado a admitir, proclamó la inocencia de la Orden y, según la leyenda, maldijo a los culpables de la conspiración
« Malditos, sereis todos malditos, hasta la decimotercera generación»
En el plazo de un año, dicha maldición se cumplió con la muerte de Felipe IV (según Maurice Druon, de un accidente cerebrovascular durante una expedición de caza) y de Clemente V.

Joan D’Arc

JeanneDArcbyGenzo

La visión divina condujo a la Doncella de Orleans hacia la victoria, el honor y el martirio.La mano del creador puso una llama ardiente en su espíritu y un coro de angeles cabalgó raudo a enfrentarse con la noche.

Juana de Arco (c. 1412 – Mayo 30, 1431) , también conocida como la Doncella de Orleans (o, en francés, la Pucelle), fue una heroína y santa francesa. Su festividad es el día de su muerte, como es tradición en la Iglesia Católica, el 30 de mayo. Nacida entre 1407 y 1412, ya con 17 años encabezó el ejército real francés. Convenció al rey Carlos VII de que expulsaría a los ingleses de Francia y éste le dio autoridad sobre su ejército en el sitio de Orleans, la batalla de Patay y otros enfrentamientos en 1429 y 1430. Estas campañas revitalizaron la facción de Carlos VII durante la Guerra de los Cien Años y permitieron la coronación del monarca. Como recompensa, el rey eximió al pueblo natal de Juana de Domrémy del impuesto anual a la corona. Esta ley se mantuvo en vigor hasta hace aproximadamente cien años. Posteriormente fue capturada por los borgoñones y entregada a los ingleses. Los clérigos la condenaron por herejía y el duque Juan de Bedford la quemó viva en Ruán. La mayoría de los datos sobre su vida se basaron en las actas de aquel proceso pero, en cierta forma, están desprovistos de crédito pues, según diversos testigos presenciales del juicio, fueron sometidos a multitud de correcciones por orden del obispo Cauchon, así como a la introducción de datos falsos. Entre estos testigos estaba el escribano oficial, designado sólo por Cauchon, quien afirma que en ocasiones había secretarios escondidos detrás de las cortinas de la sala esperando instrucciones para borrar o agregar datos a las actas. Veinticinco años después de su condena, el Rey Carlos VII instigó a la Iglesia a la revisión de aquel juicio inquisitorial, dictaminando el Papa Nicolás V la inconveniencia de su reapertura en aquellos momentos, debido a los recientes éxitos militares de Francia sobre Inglaterra y a la posibilidad de que los ingleses lo tomaran, en aquellos delicados momentos, como una afrenta por parte de Roma. No obstante la familia de Juana también reunió las pruebas necesarias para la revisión del juicio y se las envió al Papa, pero éste se negó definitivamente a reabrir el proceso. A la muerte de Nicolás V, el Papa español Calixto III (Alfonso de Borja) fue elegido el 8 de Abril de 1456 y es él quien se dispone a reabrir el proceso. La inocencia de Juana Domrémy fue reconocida ese mismo año en un proceso donde hubo numerosos testimonios y se declararon herejes a los jueces que la habían condenado. Finalmente, ya en el siglo XX, en 1909 fue beatificada y posteriormente declarada santa en 1920 por el Papa Benedicto XV. Ese mismo año fue declarada como la Santa Patrona de Francia. Su fama se extendió inmediatamente después de su muerte: fue venerada por la Liga Católica en el siglo XVI y adoptada como símbolo cultural por los círculos patrióticos franceses desde el siglo XIX. Fue igualmente una inspiración para las fuerzas aliadas durante la Primera y la Segunda guerra mundial. Popularmente, Juana de Arco es contemplada por muchas personas como una mujer notable: valiente, vigorosa y con una gran fe. Hoy en día es objeto de especial interés en la República de Irlanda, Canadá, Reino Unido y los Estados Unidos. En el método del Escultismo es la Santa Patrona de las guías.

Sigfried

SigfriedbyGenzo

La espada legendaria fue forjada una vez más, y con ella el germano derrotó al custodio del tesoro nibelungo. Casi indestructible, el poderoso guerrero luchará por una causa noble, acabar con las sombras de su tiempo.

Sigurd o Siegfried (Sigfrido) es un héroe de la literatura y mitología germánica, hijo de Sigmund, rey de los francos, y de Siglinda, hija de Eulimi, que lo dio a luz en un bosque y murió durante el parto.
Es protagonista del relato en prosa la Saga Volsunga y del poema el Cantar de los Nibelungos; sin embargo, las variantes de esta leyenda son numerosas.

Sigfried y el dragón :
Sigfried creció en la selva y luego tuvo como maestro al herrero Mime, que le aconsejó como debía matar a Fanfir, el dragón custodio del tesoro de los nibelungos. El futuro héroe forjó nuevamente la espada que había pertenecido a su padre (Nothung o Balmung), y con ella atravesó el corazón del monstruo, en cuya sangre se bañó para hacerse invulnerable. Sólo en un lugar de la espalda —donde se pegó una hoja de tilo— no fue bañada por la sangre. El paralelismo con el héroe Aquiles de la mitología griega es asombroso: Aquiles se hizo invulnerable bañándose en la laguna Estigia, y sólo en el talón (de donde le cogía su madre al bañarlo) era mortal.
Con el paso de los siglos, Sigfried dejó que la sociedad absorbiera sus rasgos de caballero convirtiéndose en una persona indecisa, carente de códigos, amistosamente pobre y falto a la verdad. Ha herido sentimientos y se oculta ignorando a las personas que lo aprecian; que pusieron su empeño en fortalecer alianzas, que han puesto sus hombros en tiempos de guerra y paz.

Sigfried y Brunilda:
Sigfried desposó, luego de algunas hazañas, a Krimilda, y logró para el hermano de ésta, Gunther, la mano de la huraña valquiria Brunilda. Trocando sus anillos, Sigfrido tomó la apariencia de Gunther y venció ciertas pruebas que sólo el héroe podía superar. Brunilda desde entonces consideró superior a su marido, hasta que Krimilda le refirió los verdaderos hechos. Desde entonces, Brunilda preparó la venganza, que ejecutó Gutorm, hermano de Gunther (en otros textos, Hagen de Tronje). Dicha venganza consistió en revelar al ejecutor el lugar exacto donde la piel del héroe no estaba protegida por la sangre del dragón. Aprovechando este dato, el asesino asestó un lanzazo que acabó con la vida de Sigfrido. Brunilda se suicidó al día siguiente, pues pese a todo amaba a Sigfrido. Krimilda fue desposada luego por Atila, que quiso hacerse dueño del tesoro de los nibelungos, que Gunther había hecho esconder en el fondo del Rhin. Krimilda invitó a sus hermanos, y durante el banquete en la corte del rey Etzel (Atila), los hombres de Gunther fueron asesinados, consiguiendo que su propio pueblo sea eliminado a traición. Más tarde, Krimilda embriagó y mató al mismo Atila, arrojándose finalmente a las llamas del palacio, cuyo incendio ella misma provocó.

Atenea

ateneamyldq5

Ofrendó un olivo la predilecta de Zeus y soberana de la polis desde aquel día fue. Triunfante reina de Atenas, dame tu gracia y tu iluminación.

En la mitología griega, Atenea o Atena (en ático Ἀθηνᾶ Athênã o en jónico Ἀθήνη Athếnê; en dórico Ἀσάνα Asána) es la diosa de la sabiduría, la estrategia y la guerra justa. Fue considerada una mentora de héroes y adorada desde muy antiguo como patrona de Atenas. En los mitos clásicos nunca tuvo consorte o amante, y por ello a menudo era conocida como Atenea Partenos (‘virgen’). Fue asociada por los etruscos con su diosa Menrva, y posteriormente por los romanos con Minerva.

Nacimiento:
En el panteón olím**** Atenea aparece como la hija favorita de Zeus, nacida de su frente completamente armada después de que éste se tragase a su madre, Metis. La historia de su nacimiento aparece en varias versiones.
Homero llama a Atenea hija de Zeus, sin alusión alguna a su madre o a la forma en la que llegó a existir, mientras la mayoría de las tradiciones posteriores coinciden al afirmar que nació de la cabeza del dios. Ya en Hesíodo la madre de Atenea era la océanide Metis, la primera esposa de Zeus. Tras yacer con ella, Zeus temió inmediatamente las consecuencias, pues había sido profetizado que Metis alumbraría hijos más poderosos que él. Para impedir tan graves consecuencias, siguió el consejo de Gea y Urano y «la encerró en su vientre», pero Metis ya había concebido una hija, Atenea, que brotaría de su cabeza.
Píndaro añade que Hefesto abrió la cabeza de Zeus con su hacha minoica de doble hoja, el labrys, y que Atenea saltó de la cabeza completamente adulta «y llamó al ancho cielo con su claro grito de guerra. Y Urano tembló al oírlo, y la Madre Gea…» Otros cuentan que Prometeo, Hermes o Palemón ayudaron a Zeus en el nacimiento de Atenea, y mencionan al río Tritón como el lugar donde tuvo lugar el suceso. Otras tradiciones cuentan incluso que Atenea salió de la cabeza de Zeus completamente armada, una afirmación de la que se dice que Estesícoro fue la autoridad más antigua.
Los mitos clásicos posteriores señalaban que Hera se molestó tanto de que Zeus tuviese un hijo, aparentemente por sí mismo, que ella hizo lo propio con Hefesto. Tras la aparición de esta versión se empezó a afirmar que Metis nunca tuvo más hijos y que Zeus perduró como rey del Olimpo. Los mitos griegos permanecieron estáticos en este punto, sin cambiar hasta el declive de la cultura antigua y la práctica de su religión.

helios

HeliosbyGiye

Atraviesa el cielo con su carro de oro, regalando luz y calor tanto a dioses como a hombres.Dios Sol, Señor de la Fuerza Vital, amo de un nuevo destino.

En la mitología griega, Helios (en griego antiguo Ἥλιος Hếlios, ‘sol’) es la personificación del Sol. Hesíodo y el himno homérico lo identifican con un hijo de los titanes Hiperión y Tea (Hesíodo) o Eurifaesa (himno homérico) y hermano de las diosas Selene, la luna, y Eos, la aurora. Sin embargo, Homero le llama a menudo simplemente Titán o Hiperión.
Helios era imaginado como un hermoso dios coronado con la brilante aureola del sol, que conducía un carro por el cielo cada día hasta el Océano que circundaba la tierra y regresaba por éste hacia el este por la noche. Homero describe el carro de Helios como tirado por toros solares; más tarde Píndaro lo escribió que por «corceles que arrojaban fuego». Posteriormente, los caballos recibieron fogosos nombres: Flegonte (‘ardiente’), Aetón (‘resplandeciente’), Pirois (‘ígneo’) y Éoo (‘amanecer’).
A medida que pasó el tiempo, Helios fue cada vez más identificado con el dios de la luz, Apolo. Su equivalente en la mitología romana era Sol, y específicamente Sol Invictus.

Mitología griega:

La historia más conocida sobre Helios es la de su hijo Faetón, que intentó conducir el carro de su padre por el cielo pero perdió el control e incendió la tierra. A veces se aludía a Helios con el epíteto Panoptes (‘el que ve todo’). En la historia narrada en la mansión de Alcínoo en La Odisea, Afrodita, la esposa de Hefesto, se acostaba en secreto con Ares, pero Helios, el señor del sol que todo lo ve, los espió y se lo dijo a Hefesto, quien para castigarlos atrapó a los dos amantes en unas redes tan finas que resultaban invisibles. En La Odisea, Odiseo y su tripulación superviviente desembarcan en una isla, Trinacia, consagrada al dios sol, al que Circe llama Hiperión en vez Helios. Allí se guardaba el sagrado ganado rojo del sol: Llegarás más tarde a la isla de Trinacia, donde pacen las muchas vacas y pingües ovejas de Helios. Siete son las vacadas, otras tantas las hermosas greyes de ovejas, y cada una está formada por cincuenta cabezas. Dicho ganado no se reproduce ni muere y son sus pastoras dos deidades, dos ninfas de hermosas trenzas: Faetusa y Lampecia; las cuales concibió de Helios Hiperión la divina Neera. La veneranda madre, después que las dio a luz y las hubo criado, llevólas a la isla de Trinacia, allá muy lejos, para que guardaran las ovejas de su padre y las vacas de retorcidos cuernos.
Aunque Odiseo advirtió a sus hombres para que no lo hicieran, éstos mataron y comieron impíamente algunas cabezas del ganado. Las guardianas de la isla, hijas de Helios, se lo dijeron a su padre. Helios, sin embargo, apeló a Zeus, quien destruyó el barco y mató a todos los hombres salvo a Odiseo. En una vasija pintada griega, Helios aparece cruzando el mar en la copa del trípode délfico, lo que parece ser una referencia solar. En los Deipnosofistas, Ateneo contaba que, al ponerse el sol, Helios subía a una gran copa dorada en la que pasaba desde las Hespérides en el extremo occidental hasta la tierra de los etíopes, con quienes permanecía las horas de oscuridad. Cuando Heracles viajó a Eritia para cobrarse el ganado de Gerión, cruzó el desierto libio y quedó tan frustrado por el calor que disparó una flecha a Helios, el sol. Helios le rogó que parase y Heracles pidió a cambio la copa dorada que Helios usaba para cruzar el mar cada noche, de oeste a este. Heracles usó esta copa dorada para llegar a Eritia. Con la oceánide Perseis, Helios fue el padre de Eetes, Circe y Pasífae. Sus otros hijos son Faetusa (‘radiante’) y Lampecia (‘brillante’).

Zeus

zeusvi4jk8

Amo del cielo y del trueno, guardián del rayo y dios entre los dioses. Omnipotente padre de los hombres y de los dioses del Olimpo. El trueno y el rayo son sus aliados. El padre de los dioses de Olimpo, sus designios guían nuestras pequeñas vidas. Un relámpago en los cielos, y la noche se transforma en el mandato del padre de los dioses, ¡que canten los hijos del Olimpo!

En la mitología griega Zeus (en griego antiguo Ζεύς Zeús, ‘rey divino’, genitivo Διός Diós) es el rey de los dioses olím****s, gobernante del monte Olimpo y dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen el rayo, el toro, el águila y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Zeus es frecuentemente representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado majestuosamente.
Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera, aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según La Ilíada fue padre de Afrodita. Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, incluyendo una relación pederasta con Ganimedes. Fruto de estas relaciones tuvo muchos descendientes, siendo algunos de los más conocidos Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Helena, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.
Su equivalente en la mitología romana era Júpiter y en la etrusca Tinia.
Nacimiento:
Crono fue padre de varios hijos con Rea: Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero se los tragó tan pronto como nacieron, pues Gea y Urano le habían revelado que estaba destinado a ser derrocado por su propio hijo, tal como él había destronado a su padre. Pero cuando Zeus estaba a punto de nacer, Rea pidió consejo a Gea para urdir un plan que le salvara, y así Crono tuviera el justo castigo a sus actos contra Urano y contra sus propios hijos. Rea se escondió en la isla de Creta, donde dio a luz a Zeus. Luego engañó a Crono, dándole una piedra envuelta en pañales que éste tragó en seguida sin desconfiar.

Infancia:
Rea escondió a Zeus en una cueva del monte Ida en Creta. Según diversas versiones de esta historia, Zeus fue criado:

Por Gea.
Por una cabra llamada Amaltea, mientras una compañía de Curetes o Coribantes (soldados o dioses menores) bailaba, gritaba y daba palmadas para hacer ruido y que Crono no oyese los llantos del niño.
Por una ninfa llamada Adamantea. Puesto que Crono gobernaba la tierra, los cielos y el mar, ella le escondió colgándole con una cuerda de un árbol, de forma que quedaba suspendido entre la tierra, el mar y el cielo, siendo pues invisible a su padre.
Por una ninfa llamada Cinosura. En agradecimiento, Zeus la subió entre las estrellas tras su muerte.
Por Melisa, quien lo alimentó con leche de cabra y miel.
Por una familia de pastores bajo la promesa de que sus ovejas estarían a salvo de los lobos.

Zeus se convierte en rey de los dioses:
Tras hacerse adulto, Zeus obligó a Crono a regurgitar primero la piedra (que se le dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso como señal a los hombres mortales, el Ónfalos) y después a sus hermanos en orden inverso al que los había tragado. En algunas versiones, Metis le dio a Crono un emético para obligarle a vomitar los bebés, y en otras Zeus abrió el estómago de Crono. Entonces Zeus liberó a los hermanos de Crono, los Hecatónquiros y los Cíclopes, de su mazmorra en el Tártaro y mató a su guardiana, Campe. En agradecimiento, los Cíclopes le dieron el trueno, el rayo o el relámpago, que habían sido previamente escondidos por Gea. En una guerra llamada la Titanomaquia, Zeus y sus hermanos y hermanas junto con los Hecatónquiros y Cíclopes, derrocaron a Crono y a los otros Titanes, que fueron encerrados en el Tártaro, un lugar húmedo, lúgubre, frío y neblinoso en lo más profundo de la Tierra y allí quedaron custodiados por los Hecatónquiros. Atlas, uno de los titanes que luchó contra Zeus, fue castigado a sostener el cielo. Tras la batalla con los Titanes, Zeus se repartió el mundo con sus hermanos mayores, Poseidón y Hades, echándoselo a suertes: Zeus consiguió el cielo y el aire, Poseidón las aguas y Hades el mundo de los muertos (el inframundo). La antigua tierra, Gea, no podía ser reclamada y quedó bajo el dominio de los tres según sus capacidades, lo que explica por qué Poseidón era el dios de los terremotos y Hades reclamaba a los humanos que morían.
Gea estaba resentida por cómo Zeus había tratado a los Titanes, porque eran sus hijos. Poco después de subir al trono como rey de los dioses, Zeus tuvo que luchar con otros hijos de Gea, los monstruos Tifón y Equidna. Zeus derrotó a Tifón atrapándole bajo una montaña, pero dejó a Equidna y a sus hijos con vida como desafío para futuros héroes.

Zeus y Hera:
Zeus era hermano y marido de Hera, con quien tuvo a Hefesto, Hebe y Ares, aunque algunas fuentes dicen que Hera tuvo a estos hijos sola. Algunos autores incluyen a Ilitía como hija suya. Zeus es famoso por sus conquistas de muchas mujeres mortales —entre las que destacan Sémele, Ío, Europa y Leda— y ninfas, de las que nacieron los fundadores de muchas dinastías helénicas. La mitografía olímpica recoge incluso uniones con las diosas Leto, Deméter, Latona, Dione y Maya. Muchos mitos muestran a una Hera muy celosa de estas conquistas amorosas, y enemiga sistemática de todas las amantes de Zeus y de los hijos que tenían con él. Durante un tiempo, una ninfa llamada Eco tuvo el trabajo de distraer a Hera de estas aventuras hablándole incesantemente. Cuando Hera descubrió el engaño, maldijo a Eco a pronunciar sólo las palabras de los demás.

Raptos:
Los llamados «raptos» (en realidad violaciones) de Zeus no eran aventuras amorosas sino sucesos míticos que se sucedían en los cultos locales a ninfas del agua o los bosques, que eran suplantadas por el orden patrilineal olím**** imperante, provocando una revolución cultural, social y religiosa, o al menos una reforma radical de las creencias antiguas y una lectura reinterpretada de la prácticas religiosas establecidas.
Resulta notable que ninguno de estos raptos involucrase a las diosas olímpicas. Zeus solía engendrar con la ninfa el progenitor epónimo de una estirpe de reyes que sobreviviría hasta épocas heroicas o históricas arcaicas. En muchos casos Hera, la «celosa» diosa que representaba las tradiciones religiosas conservadoras, se vengaba atrozmente de la desleal «desertora», quien sucumbía al nuevo orden. Cuando la raptada era humana, su madre era siempre una ninfa o semidiosa.

Inti

Inti2byMauricioHerrera

Alimenta el altiplano la luz del poderoso sol quechua. Pájaro Inti, tráenos la luz del sol y tu inmenso poder. Padre de los que es, y lo que será, guardia del futuro, maestro del pasado. Libre de temor, regresa hija mía, soy el Sol tu padre. Por los dones que has de venir, recuérdame y salúdame en tus ofrendas.

Inti es el nombre en quechua del Sol, considerado como deidad en la mitología inca. Los quechuas del Imperio Inca tenían al dios Sol en el primer peldaño del escalafón celeste, con el nombre sagrado de Inti, aunque más tarde fue evolucionando hacia una personalidad más compleja y universal, que terminó por absorber a la divinidad sin nombre de la creación, para dar paso a Viracocha, una abreviatura al nombre completo del dios Apu-Qun-Tiqsi-Wira-Qutra, que es, por antonomasia, la definición total de su poder omnímodo, puesto que este nombre no es sino la enumeración de sus poderes (supremo ser del agua, la tierra y el fuego) sobre los tres elementos en los que se basó la creación del Universo.
Este nuevo y mucho más poderoso dios del Sol no estaba solo en su reino. Le acompañaba su esposa -y hermana, como corresponde a un Inca- la Luna, en igualdad de rango en la corte celestial, bajo el nombre de Mama Quilla.
Al Sol se le representaba con la forma de un elipsoide de oro en el que también podían aparecer los rayos como otro de sus atributos de poder, y la Luna tenía la forma ritual de un disco de plata.
El Inti, como creador, era adorado y reverenciado, pero a él también se acudía en busca de favores y ayuda, para resolver los problemas y aliviar las necesidades, ya que sólo él podía hacer nacer las cosechas, curar las enfermedades y dar la seguridad que el ser humano anhela.
A la Mama Quilla estaba adscrito el fervor religioso de las mujeres y ellas eran quienes formaban el núcleo de sus fieles seguidoras, ya que nadie mejor que la Quilla podía comprender sus deseos y temores, y darles el amparo buscado.

Ra

RabyGenzo

Los ciclos de muerte y resurrección giran en torno al portador del disco solar. Paciente señor del firmamento, escucha las plegarias humanas, lejos de los otros dioses, aún más lejos de los hombres.

Una deidad solar es un dios que representa al sol o a un aspecto de el, como pueden ser los rayos solares por ejemplo. En la mitología de muchas culturas, el Sol era un dios que fue idolatrada durante toda la historia en muchas civilizaciones como la egipcia, la china, la griega o religiones como los hinduistas. Se considera que el culto al sol pudo ser un origen del Henoteísmo y después del Monoteísmo.
“Gran Dios” anónimo, demiurgo, dios Solar de Heliópolis en la mitología egipcia. Ra era el símbolo de la luz solar, dador de vida, así como responsable del ciclo de la muerte y la resurrección.
La leyenda mitológica más conocida en torno a Ra describe como durante el día cruzaba el cielo con su barca solar, mandyet, en tanto que por la noche viajaba en otra barca, Mesketet, a través de la Duat bajo la forma de Sol de poniente, Auf-Ra (carnero). Según los momentos del viaje, encarnaba tres entidades diferentes: al amanecer era Jepri; al mediodía, Horajti y al anochecer, Atum. Tras derrotar a la maléfica serpiente Apofis, la cual intentaba detener el avance de la barca, ascendía de nuevo al firmamento cada mañana. Era poseedor de cuatro facultades: Hu (el gusto y la palabra), Maa (la visión), Sedyem (el oído) y Sia (el entendimiento y el tacto)
También tenía catorce ka: Dyefa (Ayefa) (abundancia), Aju (estrépito), Dyehen (resplandor), Heqa (magia), Hu (alimentación), Iri (producción de alimentos), Nejt (victoria), Pesedy (luminosidad), Shemes (fidelidad), Shepes (gloria), Seped (habilidad), Uas (honor), Udy (prosperidad), User (vigor). A veces, en el lugar de Uas, se indica Hu (brillantez).
Una de las razones por las que Ra fue considerado indestructible era porque nadie conocía su nombre. Esta creencia fue asimilada por varias religiones, entre ellas el judaísmo y el Islam, que denominan a su dios de múltiples formas pero establecen que se desconoce su nombre definitivo y cuyo conocimiento pronosticará el fin de los tiempos.

Haquika

HaquikabyGenzo

No verás el rostro hermoso de Haquika. No mientras el Oculto permanezca en el cielo. Nadie será más bella, más dulce, ni más traicionada…Sí hermana mía, nadie ha de ver el rostro de la hermosa Haquika, no mientras Amón esté en el cielo.

Era una sacerdotisa a la cual atraparon cuando se efectuo el cambio de creencias de dioses (recordemos que pasaron de creer en muchos dioses a ser monoteistas debido a akenaton y cuando este murio, volvieron a ser politeistas) para los egipcios la religion era politica, por lo que no era raro que algunos monjes murieran en revoluciones como las de amarna, que fue la mas conocida, donde se intento derrocar a algunos sacerdotes de su poder.

Mago Merlín

merlin_mago

Druida, bardo o profeta. Muchos son sus dominios, pues grande es la sabiduría mágica que habita su corazón. Parte hombre, parte demonio; parte sueño, parte leyenda. El más poderoso de los seres del reino tiene sólo un sueño, librar al hombre del yugo de los viejos dioses, para crear de rectitud y de luz. Poseedor del secreto de la creación. Su alma se mezcla con el espíritu del dragón.

Merlín fue un mago galés que se cree que vivió a finales del siglo VI, y una de las figuras centrales del ciclo artúrico. Es el mago más famoso de la historia europea, e inspirador de muchos magos de la literatura universal.
Según el especialista bretón Jean Markale, Merlín es una figura polifacética que personifica diferentes arquetipos del mundo mítico celta; como el druida, el Bardo, el hombre salvaje, el chamán y el profeta.
La historia de Merlín está repleta de misterios y como su vida está relatada principalmente por obras literarias, o de poca credibilidad histórica, se hace difícil señalar la fecha exacta de su nacimiento.
Según algunas versiones, Merlín fue engendrado por el demonio (íncubo) Asmodeo, un espíritu corrompido que se unió ilícitamente a una monja. Otras versiones menos truculentas sugieren que Merlín fue concebido por su madre sin ninguna intervención masculina. Finalmente, otros creen que lo engendró la fuerza mágica de la antigüedad.
En todo caso, parece ser que Merlín fue creado al principio para atraer a los humanos al lado oscuro que todo hombre guarda, pero al crecer decidió hacer precisamente lo contrario: se convirtió en guía espiritual de su época, y en consejero de diferentes reyes, como Vortigern, Uther Pendragon y el famoso Arturo de Camelot.
Se considera a Merlín el mago más poderoso de la epopeya artúrica. Según se cuenta en las diferentes obras literarias que lo tienen de protagonista, era capaz de hablar con los animales, de cambiar de forma, de hacerse invisible, y también de controlar el clima y los elementos, aunque estas habilidades las empleaba con sumo cuidado para no enfurecer a la poderosa Naturaleza. En la novela medieval Lanzarote y Ginebra se contaba de él lo siguiente: “Conocía la esencia de todas las cosas, su transformación y su renovación, conocía el secreto del Sol y de la Luna, las leyes que rigen el curso de las estrellas en el firmamento; las imágenes mágicas de las nubes y el aire; los misterios del mar. Conocía los demonios que envían sueños bajo la Luna. Comprendía el grito áspero de la corneja, el volar cantarín de los cisnes, la resurrección del fénix. Podía interpretar el vuelo de los cuervos, el rumbo de los peces y las ideas ciegas de los hombres, y predecía todas las cosas que sucedían después.”
Se decía que Merlín tenia contactos con las hadas, los gnomos, e incluso con los dragones; se le considera el único hombre que se ganó el respeto y la admiración de estos monstruos, no sólo por su bondad y sabiduría sino por sus dotes artísticas (fue un maestro de la poesía y la literatura).
Acabó sus días en el bosque de Brocelianda (Bretaña), donde fue recluido en un árbol por su compañera Vivian. Markale interpreta el mito de la prisión merlínica en el bosque, como el símbolo de la unión cósmica entre el hombre y la naturaleza. Otras versiones mencionan como la celda en la que fue recluido a una cueva, y otras a una jaula de cristal. Y según se cuenta allí estaría todavía esperando que alguien lo libere.
La leyenda de Merlín bebe de dos fuentes históricas fundamentales: La tradición de Lailoken y la historia de Ambrosio el Niño.
Lailoken era un bardo y poeta que vivía en el actual Strythclide (suroeste de Escocia), y era un importante consejero del rey bretón Gwenddolau. Cuando su señor fue derrotado y muerto en la batalla de Arfderydd (actual Arthuret) en el año 574, se sumergió en la locura y abandonó la civilización. Huyó a los bosques de Celidon donde pasó tres días sollozando y allí se dedicó a profetizar en compañía de un lobo. Así relata la tradición su historia:
Lloró durante tres días y rechazó todo alimento, ¡así de grande era el dolor que le consumía! Fuera de sí, alzó su voz en el aire y tras ello, sin ser visto, huyó a los bosques. Así es como hizo su entrada en Celidon y era feliz de vivir entre los fresnos, y se asombró al ver a los animales salvajes viviendo en los claros. Bien pronto dejó de temerlos y comenzó a frecuentarlos. Se alimentaba de plantas silvestres y de sus raíces, gustaba de los frutos de los arbustos. Se convirtió en un iniciado de los bosques.
La leyenda de Lailoken fue transportada a Gales donde el personaje tomó el nombre de Myrddin. Se trata de un mito pancéltico que está presente también en Irlanda, lugar en el que los ciclos mitológicos recogen la historia del bardo Suibhne.
La otra fuente del mito lo constituye la figura de Ambrosio el Niño, que fue contemporáneo del Rey Arturo. Profetizó en la fortaleza de Dinas Emrys la victoria del dragón blanco (que representaba a los sajones) sobre el dragón rojo (emblema de los Pendragon y aún hoy símbolo nacional galés).
La forma actual del nombre Merlín fue fijada por el cronista galés Geoffrey de Monmouth, que alteró el original galés para evitar resonancias con el francés merde.

Dragón de Magma

DragondeMagma2byMauricioHerrera

Purgará con llamas de fuego los errores de los hombres insolentes. La tierra está enferma y su enfermedad se llama humanidad, entonces él será la cura.

Estos dragones poseen una inteligencia excepcional y un tamaño muy grande, lo que les convierte en unos peligrosos enemigos. Son tí****s de las colinas y las montañas. Sus escamas son rojizas y con el tiempo se hacen duras como si fuesen de metal. Son muy avariciosos y se desviven para incrementar su tesoro.
Se sienten superiores a casi todos los dragones y al resto de seres, por lo que nunca se plantean si el enemigo es considerable o no. Su arma de ataque es su aliento de fuego, aunque evita usarlo si el enemigo es insignificante. Puede lanzar los conjuros de pirotecnia, hipnotismo y sugestión. Son inmunes al fuego.
Suelen vigilar desde lo alto de montañas y colinas lo que consideran como su territorio, aunque este territorio es a veces compartido con los dragones cobrizos y plateados. Pero sus enemigos naturales son los dragones dorados, a los que consideran su único rival.

Chair Salee

ChairSaleebyMauricioHerrera

La fe de los hombres puede ser una poderosa arma contra las bestias del mal. Un dragón procesional en la tradición francesa, eliminado de la faz de la tierra por la fe del hombre.

Los dragones de los bosques poseen una inteligencia y tamaño bastante aceptables. Sus escamas en el momento de la eclosión son casi negras, pero luego se vuelven verde esmeralda, por lo que se funden en el bosque.
Les encanta jugar a perseguir a su presa, son crueles y buscan siempre la agonía de sus víctimas. Su aliento emana una nube cloro venenoso. Sus conjuros son; respirar agua, provocar enormes crecimientos vegetales y el conjuro de la sugestión.
Sus enemigos naturales son los gigantes de las colinas.

historia2:
En el siglo XVIII, durante el Oscurantismo, una velada extraña se efectua en Troyes, en la atalaya de la catedral, más precisamente bajo la Chair Salée, aparece el diablo, personificado en un dragón metálico… Mientras que los aldeanos velan, los malhechores roban el tesoro de la catedral.

13 comentarios to “Historia de Inmortales”

  1. son muy byuenos los dibujos, aunque deberian aumentar el tamaño, para apreciar con mas sertesa su obra de arte. y si es que quieren una critica constructiva tan pequeño no se puede.

  2. Podi poner el DrAgon Knucker POrfa😉

    • karlosasm Says:

      hola e puesto el dragon que me has pedido no se si ya lo has visto pero hay esta en la piga gracias por todo

  3. ANGEL Says:

    super super tu wep es de chulo

  4. q buena pagina

  5. kusanalli Says:

    es super con lo que a mi me encantas la mitologia y todo sobre los seres que existieron

  6. Energy seems to be on everyone’s mind these days. So we buy power generators and various other power generation equipment for every use. Backup Generators, Portable Generators, and Standby Generators. Should you be experiencing any power problems and would like to take power into your own hands and gain an advantage in your daily life or business activites, please contact us

  7. WAO QUE HISTORIAS Y IMAGENES TAN BCANAS SON ETRAORDINARIAS

  8. exelente web

  9. I am really impressed with your writing abilities as well as with the format for your weblog. Is that this a paid subject matter or did you modify it yourself? Either way stay up the excellent high quality writing, it is uncommon to see a nice weblog like this one these days..

  10. Hiya very cool website!! Guy .. Beautiful .. Amazing .. I will bookmark your website and take the feeds additionally?I am happy to search out numerous useful information right here in the post, we need work out more techniques on this regard, thank you for sharing. . . . . .

  11. I was extremely pleased to find this page.
    I need to to thank you for your time for this particularly wonderful read!
    ! I definitely really liked every bit of it and I have you book-marked to
    look at new things on your web site.

  12. ardillita_36 Says:

    estas historias se pueden usar como relatos? relatos historicos o algo parecido??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: